Revistas en papel
 Amiga World Nº12 - Julio/Agosto 1990
Anterior
Menú
Logotipo

El Amiga Me Encanta ha conseguido el permiso por escrito de IDG Comunications España
para ofrecer los artículos de la revista Amiga World España.

JUEGA CON TU AMIGA
Amiga World

SPACE HARRIER II

NOTA: Las fotos pueden ser ampliadas para ver detalles. Situando el ratón encima de la foto durante unos instantes, podrás ver una pequeña descripción y lo que ocupa la ampliación.

En el juego - 36 Kb
Otra pantalla - 35 Kb

Según dicen segundas partes nunca fueron buenas... y menos Space Harrier II. Es penoso comprobar como una buena idea inicial se puede ver, y de hecho en este caso se ve, convertida en un juego que no tiene más aliciente que esperar a que se terminen las vidas para apagar el ordenador.

En este caso, con Space Harrier II se parte de un concepto original en el diseño del campo de juego, así como la perspectiva y la velocidad del mismo. Pero es quizás en este último punto donde los programadores de este juego no han sabido encontrar el termino medio.

De entrada la primera impresión es buena, ya que los efectos de presentación son bastante originales, pero en un juego arcade lo importante es poder ver a los enemigos, así como tener opción a eliminarlos en vez de acabar la partida antes de enterarnos en donde estamos.

Nuestro 'hombre volador' se encuentra en pantalla situado totalmente de espaldas , de repente observamos como se acerca 'algo' y empezamos a disparar por simple intuición; pero como el personaje se encuentra representado de espalda, al disparar no vemos a que distancia se encuentra le 'marciano que venía de frente', y de repente ¡zas! una vida menos.

Jugar a un juego, en el que únicamente podemos limitarnos a movernos por toda pantalla, mientras disparamos 'por si acaso', denota una cierta escasez de lo que los ingleses han dado en llamar Playability (jugabilidad). En este caso Space Harrier II no posee este elemento.


Envía esta página web a un amigo:
Esta opción está desactivada temporalmente, rogamos disculpen las molestias

Volver a la página anterior

Al menú principal